La espía Myung-wol: ep. 14


Tras los terribles episodios 12 y 13, este llega con algún avance en la historia. Pare que al fin empezamos a movernos de regreso a la historia de espionaje, abandonando las vueltas en circulo de la narrativa. A ver cuanto dura esto.

He elegido esta imagen, por que en este episodio, a pesar de sus diferencias, ambos hombres encuentran que tienen en común su preocupación por el bienestar de la mujer que aman.

Kang-woo confronta a Myung-wol con ayuda del informe del investigador privado, ella le confirmando que todos lo referente a su identidad es falso. Kang Woo asume que la razón por la que se próximo a él  desde el principio fue para adquirir el libro y le pregunta cómo ha podido hacer eso, cuando sabe lo que representa para él.

Él prosigue diciendo que aun con todo la ha intentado entender, y ha buscado explicaciones para su comportamiento. Kang Woo le llega ha decir que incluso ahora si le da una explicación la perdonara. Pero Myung-wol permanece callada, con lagrimas corriéndole por el rostro. Incapaz de decirle si acaso una mentira blanca que le ayude a salir de este embrollo, ni siquiera dice la verdad. Pero es el silencio y los mal entendidos los que han movido la narrativa de este drama desde un principio, así que aunque me ponga de los nervios ya lo tengo asumido. Por mucho que Kang Woo le grita y le ruega, Myung-wol no hace mas que llorar.

Al darse cuenta de que Myu g-wol no le va a decir nada, Kang Woo desilusionado se gira para marcharse. Myung-wol lo llama por su nombre. Pero Kang Woo le dice que se pierda de su vista a menos  que quiera que él la lleve arrastras a la comisaria, y termina diciendo “Lo digo en serio.”

Myung-wol continua llorando desconsolada en el suelo del salón, mientras Kang Woo hace lo propio en el suelo de su dormitorio.

Cuando Myung-wol llega a su casa, se encuentra con Ryu esperando en la puerta. De inmediato él se da cuenta de que ha pasado algo, y Myung-wol le explica que Kang Woo ha descubierto la verdad. Kang Woo sabe que usaba una identidad falsa, aunque no sabe que es una espía. Siendo que su objetivo se ha convertido en imposible, Myung-wol suplica a Ryu que ponga fin a la misión, pero Ryu le dice esa no es una opción. Él le dice una vez se comienza una misión, no se puede dejar a media. Uno termina la misión siendo exitoso, o muriendo en el intento, y que si no lo pueden convencer por las buenas, se lo llevaran al Norte por la fuerza si es necesario. Y tras decirle que espere por nuevas ordenes, se marcha. Myung-wol lo intenta convencer, y Ryu una vez mas le dice lo de “Voy a hacer como que no he oído lo que me has dicho.”

Kang Woo se landa a una orgía de alcohol y desenfreno para  olvidaras de la traición de la que ha sido victima. Pero cuando llega a casa no deja de oír la voz de Myung-wol diciendole que lo ama, mientras Kang Woo se dice a si mismo que no son mas que mentiras.

Por su parte Ryu llega a la casa de los papas espías y los informa del nuevo giro de los acontecimientos, lo que sume a Hee-bok y Ok-soon en la desesperación. Ryu, que a estas alturas se nos ha vuelto un blandengue (lejos quedan sus días de espía frío y calculador), decide dejar el cuarto libro bajo el cuidado de Hee-bok y Ok-soon y les explica que en caso de necesidad el libro les ayudara a negociar por su vidas.

Myung-wol esta a solas en su estudio, llena de remordimiento por haber ayudado a Ryu a robar el libro de Kang Woo, y recuerda como este le reprocho el que lo hiciera sabiendo lo importante que el libro rea para él.

Una vez solos, Hee-bok y Ok-soon intentan decidir donde esconder el libro. Pero cada lugar que Ok-soon propone es descartado por Hee-bok. La caja fuerte, es un escondite muy obvio, como también debajo del sofá, o detrás de un cuadro. Enterrarlo en el patio…¿Qué pasara si ellos no se acuerdan de donde lo enterraron? Ok-soon pierde la paciencia con la indecisión de Hee-bok y este se sube a buscar algún escondite en el dormitorio.

Es entonces que Myung-wol llega decaída y Ok-soon le intenta dar ánimos.  Hee-bok regresa sin haber decidido donde esconder el libro, Ok-soon se preocupa de que Hee-bok se pase la noche entera buscando donde ,meter el libro, y este le replica que el libro es su ultima salida. Los ojos de Myung-wol se abren como platos al ver el libro en el poder de sus camaradas.

Por su parte Ryu va al encuentro del presidente Joo que espera noticias del cuarto libro. Ryu le informa de que hasta ahora no lo ha podido localizar, y culpa al presidente Joo de esto. Kang Woo descubrió que Myung-wol robo el libro falso y esto ha alertado a Kang Woo que haya puesto mayores precauciones para guardar el autentico. Ryu le dice al presidente Joo que para evitar mayores contratiempos lo mejor sera que le deje espacio para maniobrar y no lo atosigue.

Mientras Kang Woo regresa a trabajar, mientras se supone que debe escuchar cantar a las Rocket Girls, no puede evitar recordar un día en el que él trabajo a Myung-wol  al estudio de grabación. Al menos esta vez el recuerdo es una imagen de algo que nunca hemos visto antes, lo que lo hace mas interesante. Con los ojos enrasados con lagrimas Kang Woo le pide a las Rocket Girls que canten de nuevo pues no las ha oído.

Luego, durante una sesión de rodaje, se imagina que está actuando con Myung-wol en lugar de In-ah, al oír el diálogo en la voz sincera Myung-wol: “¿No entiendes cómo me siento?Te amo. ¿Cuántas veces tengo que decirlo para que me crean? ” Y Kang Woo esta tan influenciado por el dialogo y sus sentimientos que es incapaz de decir sus lineas.

In-ah adivina que se separaron y se regodea, sugiriéndole a Kang Woo que haga pública la ruptura y convierta a Myung-wol en la mala de la película, ganando algunos puntos de simpatía por el camino. Pero Kang Woo la rechaza de frente, por lo que acude a Dae-kang lugar, con ganas de al menos filtrar rumores.

Como resultado de ello, La representante Kyung  achanta los rumores sobre la ruptura y asegura a los medios de comunicación que Kang Woo y Myung-wol son muy felices juntos y no hay peligro de separación.

Esa noche, Myung-wol, enmascarada,  se cuela en la casa de sus ‘papás’ espías para robar el libro de la caja fuerte de oficina, donde Hee-bok, finalmente decidió guardarlo. Pero Ryu, estaba en la azotea la descubre y ambos se enfrenta en una pelea a patada limpia. Myung-wol cae de espaldas sobre unas botellas. Es entonces que Ryu la agarra del cuello de la camisa y al mirarla a los ojos la reconoce. Myung-wol escapa corriendo y Ryu se queda viéndola alejarse entre furioso e incrédulo.

Cuando Kang Woo llega a su casa se encuentra a Myung-wol  esperandolo sentada en el sofá. Kang Woo es despectivo y no deja que Myung-wol se explique. Pero ella le muestra el libro diciendo que es algo importante para él, y lo deja en la mesa frente al sofá. Pero cuando se dirige hacia a puerta para marcharse, Kang Woo se da cuenta de los cortes que Myung-wol lleva en la espalda.

Aunque Myung-wol le dice que no es nada, Kang Woo no la deja marcharse sin curarle las heridas. Pero Kang Woo se asegura de dejarle claro que aunque le haya devuelto el libro, eso no cambia las cosas. Y le advierte que si ella esperaba regresar a su lado como el libro ha sido una perdida de tiempo, y es mejor que no haga nada por el estilo en un futuro.

Kang Woo le dice que se quede en su cuarto, mientras que el regresa al salón, y mirando al libro dice “¿Por qué tenias que regresar para confuncirme?¿ por qué?” y con la manos en la cara llora.

Parado un rato, Kang Woo cae rendido en le sofa, y Myu-wol crelledolo dormido le susurra una disculpa antes de marcharse. Una vez se ha ido, Kang Woo abre los ojos.

Myung-wol regresa a la azotea de la oficina de los espías donde Ryu la confronta. Ryu le pregunta si ama tanto a Kang Woo que es capaz de arriesgar la vida de sus camaradas. Ella por fin explota y furiosa le responde que es por eso mismo que le ha pedido repetidas veces que abortara la misión. Myung-wol le dice que prefiere que la mate en aquí y ahora.

Ryu pierde los nervios y agarra a Myung-wol del cuello, aunque no aprieta, y la empuja contra una pared mientras le dice que  mas le vale que no lo siga incitando de esa forma, si no quiere que Kang Woo muera.

Abatido Ryu baja a la oficina de dectives y recuerda las ordenes que ha recibido de matar tanto a Myung-wol como a Hee-bok y Ok-soo si la misión fracasa. Y en voz alta le dice a una ausente Myung-wol que no tiene ni idea de que le a dado a Kang Woo su ultima oportunidad de sobrevivir. Ryu golpe con furia la mesa y es entonces que Hee-bok lo ve y le pregunta si esta bien. De inmediato Ryu recupera la compostura y le dice que no es nada.

Hee-bok le informa de que ha descubierto algo sobre el “Duende” . Hee-bok le dice a Ryu que el duende es una personalidad conocida en el mundo le los coleccionistas de antigüedades, y que la razón por la que lo llaman “Duende” es por que usa un sello con una cara grotesca que recuerda a un duende para firmar los tratos en los que entra. Ryu observa con interés la estampa del sello.

Myung-wol llega a la agencia, donde la representante Kyung y Kang Woo la están esperando.  La representante le pide a Myung-wol finja que aun esta saliendo con Kang Woo para aplacar los rumores, pues Kang Woo no puede arriesgarse a arruinar su carrera con otro escándalo. Myung-wol escucha con incredulidad sus palabras. Así que para asegurarse de que Myung-wol la obedecerá, la representanteKyung a pela al amor “que una vez sintió por Kang Woo” para que Myung-wol proteja la carrera de su ex.

Myun-wol le dice a Kang Woo que si  él no quiere, ella no lo hará. Pero para su sorpresa Kang Woo le responde que debe hacerlo, pues  él no arruinara su vida por ella, pues a fin de cuentas ella no lo merece.

Al descubrir que el libro ha desaparecido, mamá y papa espías se vuelven el uno contra el otro,  Hee-bok es el primero en sospechar que Ok-pronto se lo llevó para salvarse a sí misma,  después de todo, ella es la única persona que sabía que estaba en la caja fuerte. Ella se ofende y lo agarra por la garganta, mientras le dice que no diga nada por el estilo si no quiere saber lo que es bueno.

Kang Woo y Myung-wol comienzan su cita pública, frente a los entusiasmados seguidores que los siguen y rodean tomando fotos y admirando los gesto de afecto de la pareja. Myung-wol se siente  incómoda y le dice repetidamente a Kang Woo que no tiene que ser tan atento, pero él le responde que él no lo está haciendo esto para hacerla sentir bien si no para dar un espectáculo para los muchos seguidores que los observan. No deja de ser lamentable que mientras Kang Woo actúa todo dulce, sus palabra son crueles y frías.

Myung-wol le dice que quiere dejarlo, que quiere terminar con la farsa, y Kang Woo le dice que en ese caso sera mejor que lo terminen de una vez por todas. Kang Woo gira a Myung-wol hacia él, la sujeta por los hombros y le planta un beso en los labios a pesar de que ella se trata de resistir.

El pobre Ryu que aparenta estar preparándose para una misión siente que la sangre le hierve al ver las románticas escenas el las noticias.

Por su parte In-ah no puede creer la estupidez de la gente que se cree el numerito montado por Kang Woo y Myung-wol. Yo no se por que piensa que es tan ridículo, si no hace ni unas semanas, era ella la que andaba haciendo el paripé con Kang Woo.

Ryu se cuela en la mansión Joo, y aunque es capaz de escabullirse de los matones, es descubierto por la oportuna In-ah.  Ryu la sujeta y le cubre la boca para que esta no haga que lo descubran. Ryu le pide que se quede tranquila, pues no quiere hacerle daño.

Ryu se la lleva con él al curto secreto del presidente Joo, y le recuerda que no haga nada estúpido si no quiere ser lastimada. Ryu abre la caja fuerte y saca un portafolios con los contratos de compra y venta de antigüedades el presidente Joo, y en todos ellos aparece el sello del “Duende”. Aprovechando que Ryu esta distraído, In-ah decide corre a avisar al abuelo. Por desgracia para el abuelo, para cuando sus matones llegan Ryu ya ha desaparecido. In-ah intenta entender de que 4 libros están hablando, pero su abuelo le dice que no es asunto suyo. Por su parte Ryu se marcha sin problemas habiendo confirmado que el “Duende” no es otro que el presidente Joo.

Al final del día, Kang Woo esta llevando a Myung-wol de regreso a su casa, pero ella insiste en que prefiere ir sola. Kang Woo la obedece, y le dice que no tiene por que preocuparse, que no le volverá a pedir que haga algo como lo de hoy mas adelante.

Kang Woo de marcha a gran velocidad, pero no puede evitar mirar por el retrovisor a Myung-wol. tal vez tentado a regresar a buscarla aparca, pero  en ese momento recibe un sms de un numero desconocido que le comunica que tiene información sobre la muerte de su padre. Kang Woo tiene intención de ignorarlo, pero en ese momento recibe otro mensaje pidiéndole hablar en persona.

Kang Woo conduce hasta una fabrica abandonada, donde para su sorpresa es Ryu el que lo esta esperando. Al verlo Kang Wo se dispone a marcharse, suponiendo que es otro truco para recuperar el libro. Pero Ryu le empieza a dar detalles sobre la muerte de su padre y le dice que tiene información sobre la muerte de su padre y sobre el “Duende.” Esto despierta la curiosidad de Kang Woo furioso lo agarra de la solapa y le exige que le diga quien es el “Duende.”

Como es de esperar Ryu le dice que si quiere descubrir lo relacionado con la muerte de su padre, debe darle el libro a cambio. Kang Woo se prepara para golpear a Ryu, pero este le dice que a fin de cuentas lo que el quiere es resolver el misterio tras la muerte de su padre, y el libro no tiene mas valor para  él.

Kang Woo afectado por la noticia no hace nada mas, así que Ryu le dice esperara a que Kang Woo cambie de idea y le informara donde quedar para hacer el intercambio. Ryu s e marcha, y Kang Woo se queda solo llorando.

De vuelta el la central de espionaje, también conocida como la casa de Hee-bok, Ok-soon informa a Myung-wol del descubrimiento que ha hecho Ryu. A Myung-wol le cuesta creer que el presidente Joo sea el asesino del padre de Kang Woo y preocupada por como Kang Woo se lo vaya a tomar, sale a buscarlo. Myung-wol se cruza con Hee-bok que todo preocupado le cuenta a Ok-soon que van a  ser asesinados por Ryu. Parece que Hee-bok sigue escuchando los mensajes de la radio.

Myung-wol llega a casa de Kang Woo justo a tiempo para verlo alejarse camino a su encuentro con Ryu, seguido por un coche negro. Myung-wol se dice a sí misma que todo esta bien y no hay de que preocuparse.

Kang Woo llega a la fabrica abandonada a la hora señalada, pero son los hombres del presidente Joo los que lo alcanzan primero y lo abducen. Ryu los ve alejarse y los sigue hasta otra fabrica abandonada.  Por el camino, los matones de Joo recuperan el libro que Kang Woo tenia en su poder. Mientras Myung-wol preocupada llama a Ryu, pero este ignora la llamada.

Ryu llega a rescatar a Kang Woo que en un principio cree que ha sido este el que ha planeado su secuestro. Ryu le dice que se quede callado y lo ayuda a escapar, pero enseguida son rodeados por los matones del presidente Joo y por el mismo presidente que tras ordenar que los aten y les den unos cuanto palos le cuenta a Kang Woo lo mucho que le a costado recuperar loas dichosos libros, ya que no ha podido confiar en Ryu e incluso Myung-wol le trabo uno falso.

Kang Woo no puede entender la razón que pueda tener el presidente Joo para querer los libros, pero es Ryu el que le dice al presidente Joo que debería confesarlo todo y decirle a Kang Woo que  él es el “Duende.” El presidente Joo tras la impresión inicial, se burla felicitando a Kang Woo por haber descifrado el enigma. Kang Woo no entiende el porqué, y el presidente Joo termina por explicarnos a todos lo que paso hace20 años.

Joo dice que aunque no planeaba matar al padre de Kang Woo, los accidentes pasan…¿Qué le vamos a hacer? y que decidió mantener cerca a Kang Woo con la esperanza de que este le ayudara a encontrar los libros. Pero que jamás imagino que Kang Woo llegaría a hacerse tan famoso.

Kang Woo con lagrimas en los ojos le dice que jamas lo perdonara. Pero eso no es que preocupe al presindete Joo pues a ordenado su ejecución para el día siguiente al amanecer. Debe de sentirse romantico el presidente Joo, que decide esperar al alba, en lugar de quitárselos de en medio cuanto antes.

Por su parte Myung-wol escucha de parte de la representante Kyung que esta no ha podido contactar a Kang Woo en todo el día, y se supone que viajen a Estados Unidos al día siguiente.

Preocupada, Myung-wol va a ver a sus padres postizos y les pregunta si tienen noticias de  Ryu. Ellos le dicen que tampoco han podido contactarlo, y que salio a ver a alguien en relación con los cuatro libros antiguos. Es aparente la preocupación de Ok-soon y Hee-bok, por lo que Ok-soon aprovecha le momento para informar a Myung-wol de que en caso de que fracasen Ryu tiene ordenes de eliminarlos a los tres antes de regresar al norte.

Ok-soon entiende que Ryu ha intentado con todas sus fuerza ayudarlos, hasta sugirió que tomaran a Kang Woo por la fuerza, y les dio el libro para que lo usaran para negociar. Con tristeza, Hee-bok confiesa haber perdido el libro, y Ok-soon le recuerda que Ryu no queria que Myung-wol se enterara de eso. Por fin, Myung-wol parece entender la gravedad de la situación, y las consecuencias de sus acciones y sube a la azotea a tratar de pensar en cómo arreglar su metedura de pata.

Mientras Kang Woo le dice a Ryu que es hora de que le diga toda la verdad. Pero Ryu se disculpa por no haber sido capaz de mantenerlo al margen de lo sucedido. Pero no aclara ninguna de las dudas de Kang Woo respecto a su relación con Joo, o sobre quienes son realmente Ryu y Myung-wol. Ryu le dice que no importa quienes son ellos o cual el la razón por la que Joo lo quiere matar. Lo único que importa es que Myung-wol lo hizo nada de lo que hizo porque quiso, sino porque fue ordenada. Ryu le dice que lo único que Myung-wol eligio por ella misma fue a Kang Woo. Que aunque todo lo que concierne a Myung-wol el falso, sus sentimientos son sinceros.

Kang Woo no entiende por qué de repente Ryu le esta confesando esto. Ryu le dice que lo esta advirtiendo. Que aunque personalmente le gustaría matarlo, no quiere que Myung-wol sufra. Asi que en pocas palabra le dice “Si la vuelves a hacer sufrir, te mato.”

En su desesperación por no saber de Ryu o Kang Woo, Myung-wol queda con In-ah y le pide que por favor le pregunte a su abuelo donde a metido a Kang Woo. In-ah le dice que le pida ayuda a Ryu que en estas cosas es un experto, pero Myung-wol le dice que sospecha que ambos están juntos.  In-ah le pregunta Por qué tiene que ayudarla, y Myung-wol le replica que por que In-ah ama a Kang Woo.

In-ah llega a casa toda molesta porque Myung-wol le este ‘dando ordenes’, es mas bien pidiéndole un favor. De cualquier modo, no se puede quitar de la cabeza la idea de que tanto Kang Woo como Ryu están en peligro. Por un momento parece que In-ah empieza a atar cabos recordando la actitud de su abuelo hacia Ryu y su interés por los libros. Pero ella es incapaz de creer que su abuelo sea capaz de hacer algo así. Por si las moscas, decide preguntarle a uno de los matones de su padre.

Mientras tanto Kang Woo no deja de recordar la adorable cara de Myung-wol y confiesa en voz alta que extraña a esa muchacha loca. Ryu lo mira con tristeza, y Kang Woo le hace una promesa firme de que si sobrevive no dejara que nada se interponga entre Myung-wol y él. Y le dice a Ryu que mantenga su promesa de matarlo si no es así.

La mañana llega, y mientras los matones se disponer a ejecutar a Kang Woo y Ryu, Myung-wol llega montada en una moto, dispuesta a patearle el trasero al que se le ponga por delante.

Mintras In-ah se tira de los pelos preocupada por lo que le pueda pasar una vez que su abuelo se entere de lo que ha hecho, Myung-wol reparte golpes a diestro y siniestro. Kang Woo Y Ryu consiguen liberarse de sus ataduras y Kang Woo corre a hacer de escudo y proteger a Myung wol de un golpe en la espalda.

Una vez que han logrado poner fuera de juego a todos los matones, Kang Woo mira a Mying-wol con alegría y la llama por su nombre. Ryu decide alejarse para darles algo de intimidad.

Pero Myung-wol saca una pistola y apunta con ella a Kang Woo que le pregunta por qué lo esta haciendo. Ryu se gira a mirar lo que esta pasando

Myung-wol: Vamos justos

Kang Woo: ¿Qué?

Myung-wol: Ven conmigo camarada Kang Woo

Ryu mira con incredulidad a Myung-wol…

FIN

Al menos este episodio deja de lado el me “ama, no me ama”, y regresa los conflictos de la historia de espionaje. Con apenas 4 episodios para el final, no se que otros giros nos quedan pero parece claro que al menos ya no hay secretos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s