La Luna que abraza al Sol: Capítulo 4


Con tres hijos adolescentes en palacio,, y estando los tres enamorados al mismo tiempo, dos de ellos de la misma chica, las hormonas vuelan como locas por palacio, y el rey Sungjo no tiene donde guarecerse. Si hay alguien a quien no le envido el puesto en estos momentos es a él. Por lo demás, y antes de que el suelo se agriete bajo nuestros píes y caigamos al abismo y la desesperación, este episodio nos deleita con momentos adorables, tiernos, y divertidos. Supongo que nos quieren compensar por la tormenta que se avecina.

He visto que viki ha empezado a subtitular este drama, así que, con suerte, no tardaréis en poderlo ver en español. Mientras, aquí tenéis el link al capítulo en versión original, sin subtítulos de ninguna clase en dramabang

Capítulo 4º

Bajo la mágica noche Hwon por fin se reúne con Yeon-woo, pero este hermoso e intimo momento tiene más de un inesperado espectador, pues tanto Yang-myung como Bo-kyung observan con dolor esta escena de enamorados.

Si bien entiendo el dolor de Yang-myung, quien por años a amado a Yeon-woo, no entiendo las lágrimas de Bo-kyung quien acaba de conocer al príncipe.Por lo que asumo esta llorando por que ve esfumarse ante sus ojos su sueño de convertirse en princesa.

Finalmente toman asiento, y Hwon le pregunta a Yeon-woo sobre el significado de su nombre. Ella le confirma que quiere decir llovizna. Hwon se deleita con la hermosura de su nombre, y sonríe al  decir que también puede ser rocío. Yeon-woo también quiere saber el significado del nombre de Hwon  (auqnue ella no pronuncia el nombre del príncipe, pues va en en contra de la ley). Hwon le explica que su nombre quiere decir Sol, y que lo eligió su padre. Y en su mente ella repite “Lee Hwon”

Hwon le reclama el que lo haya estado ignorando, y le pregunta si es que acaso le desagrada. De inmediato Yeon-woo niega que ese sea el caso, y Hwon se alegra al oír que Yeon-woo no lo odia. En cualquier caso, Yeon-woo aun no le ha explicado el por qué no lo quiso ver. Pero ella en vez de responderle, le dice que ¡acaso no tiene él a otra mujer en su corazón? Es entonces cuando por fin Yeon-woo descubre que la única razón por la que Hwon se encontró en secreto con Bo-kyung fue por que Yeon-woo mintió sobre su verdadera identidad.

Yeon-woo sonríe aliviada, mientras que tras unos segundos Hwon finalmente se da cuenta de que en realidad, hace tan solo unos  instantes, Yeon-woo estaba celosa. Bromeando Hwon le dice que no puede ser bueno que una mujer destinada a ser su lluvia sea celosa. Yeon-woo se queda cortada cuando escucha a Hwon. Así que éste le explica que en unos días saldrá un decreto real para buscar a la consorte del príncipe heredero. Hwon le dice que sin lugar a dudas ella será elegida como una de las candidatas, y que él piensa esperarla, pues sin lugar a dudas se convertirá en la consorte del príncipe heredero.

En ese momento mágico y especial lo pétalos de flores cesan de caer, y Hwon comienza a carraspear, es entonces que descubrimos que esta noche no el magia, sino el trabajo duro de Hyung-sun quien esta creando el ambiente romántico de ese momento con la ayuda de pequeños pedazos de papel y un abanico. Hasta el momento Hyung-sun es uno de mis personajes favoritos. Todo lo que sufre el buen hombre por acomodar los deseos de su príncipe.

Algunos días después Hwon esta embobado observando la lechuga que Yeon-woo le regalara, mientras Hyung-sun se congratula a sí mismo por no haberse deshecho de la maceta. Hwon l e pregunta si sabe la razón por la que Yeon-wo le regalo una lechuga. Hyung-sun le responde que significa esperar con la esperanza por el bien del pueblo. Las verduras son una fuente de alimentos y medicinas, y puede calmar el espíritu de una persona. Boquiabierto Hwon lo escucha mientras Hyung-woo prosigue: Yeon-woo desea que Hwon permanezca en calma y estudie mucho por en bien del pueblo de Joseon. Hwon se asombra de que Hyung-sun sepa todo esto, ya que Yeon-woo sólo se lo contó a él. A lo que Hyung-sun le responde que esta es la 14 ª vez que Hwon le ha preguntado lo mismo, así que a estas alturas hasta el más tonto se lo sabría de memoria.

Hwon le pregunta si entonces Hyung-sun también esta fascinado con su inteligencia. A lo que este le replica que al principio si, pero que después de tantas repeticiones, poco menos que esta hasta la coronilla de ella. Claro que se corta antes de terminar. Pero nada puede parar la pasión de Hwon que le dice que pronto Yeon-woo se convertirá en la reina de Joseon.

La orden que prohíbe los matrimonios de las jóvenes entre 12 y 16 años ya ha llegado a las calles, y Yang-myung no tarda en verla con espanto.

Por su parte Hwon esta muy  inquieto durante la clase con Yeom, y antes de proseguir sus estudios decide preguntarle si Yeon-woo ya ha incluido su nombre en la lista de candidatas para cónyuge real. Pero para su sorpresa Yeom se arrodilla frente a el y le ruega que exima a su hermana de dicha obligación. Hwon no entiende por qué Yeom le esta haciendo semejante demanda. Pero Yeom simplemente le dice que Yeon-woo jamas podrá ser su mujer, y que él esta dispuesto ha recibir el castigo que Hwon considere necesario.  Hwon estas furioso, se levanta y le dice que de ninguna manera le concederá su deseo. Primeramente por que lo aprecia como maestro y lo que le pide significa alta traición condenada con la muerte.
Segundo por que “A mi…..A mi…(en su mente dice la hermana del profesor Yeom) me gusta” Esto suena como que Hwon esta confesándole a Yeom que esta enamorado de él, lo que causa Hwon salga corriendo avergonzado, y que Hyung-sun lñes repita a los guardias que escucharon desde afuera, y al propio Yeom  una y otra vez que no es lo que parece, que a su alteza le gusta una chica que se parece al profesor Heo, no el profesor Heo. El pobre Yeom mientras tanto se ha quedado helado de la impresión.
Hyung-sun encuentra a Hwon en sus aposentos, aún atormentado por lo que acaba de suceder. Como “consejero sentimental” del príncipe, le advierte que si quiere declarar sus sentimientos, lo debe hacer debidamente, para evitar mal entendidos. Hown lo manda callar y le dice que, cómo puedo decirle a Yeom lo que siento, cuando aun no se lo he confesado a Yeon-woo que es la interesada.
En cualquier caso, Hwon esta muy decepcionado con Yeom, por haberle pedido semejante cosa. Hwon cree que es por que Yeom piensa que él no es lo suficientemente bueno para su hermana. Es entonces cuando Hyung-sun se da cuenta de que Hwon desconoce la verdadera razón por la que Yeom se opone. Con pesar Hyung-sun se disculpa y le dice que se equivoca en creer que esa es la motivación de su maestro.
Pronto descubrimos la verdadera razón. Ya que en la casa de los Heo, los padres de Yeon-woo estan discutiendo ese mismo asunto. Resulta que es de todos conocido que la elegida para ser princesa consorte ya ha sido elegida por la reina madre, y es no otra que la hija del ministro Yoon.  Así que la madre de Yeon-woo no ve por qué deben incluir el nombre de su hija en la lista. Resulta que de acuerdo a la ley, de las tres finalistas, aquellas que no son las ganadoras se consideraran mujeres del rey/príncipe de igual forma, y deberán permanecer solteras el resto de sus vidas.  Por supuesto que el padre sane muy bien, que aunque no quieran no les queda más remedio, pues es la ley. Mientras, Yeon-woo escucha la agitada discusión desde afuera.
Hwon esta escuchando la misma explicación de la boca de Hyung-sun, quien le dice que sólo más adelante esas muchachas tendrán acceso a palacio como concubinas. Es entonces cuando descubre que la madre de su hermano Yang-myung también sufrió dicha destino. Aunque en la mayoría de los casos esas mujeres terminan sus vidas abandonadas y olvidadas por el mundo. Hwon no puede tolerar que la reina madre decida de antemano quién sera su mujer, por el simple hecho de que Bo-kyung es pariente suya. Hown considera que es darle demasiado poder aun pariente y sale decidido a parar este asusto.
Hwon pide hablar con su padre en privado, de inmediato se arrodilla para rogarle  que revoque la candidata preseleccionada.
Justo entonces, Yang-myung llega a palacio ver a su padre, pero tiene que esperar a que su hermano termine. Mientras tanto el rey le explica a su hijo que no fue él quien dio la orden sino la reina madre. Hwon le dice que ha habido precedentes en los que el rey a podido imponer su opinión sobre la determinada. Su padre lo acusa de de sólo pensar en él. Pero Hwon le asegura que solo quiere que haya una elección justa. A fin de cuentas se trata de elegir a la soberana del país. El rey le responde que sabiendo la seriedad de este asunto, cómo se atreve a pedir semejante cosa. Todo esto a pasado como consecuencia del escándalo que el mismo causo. Hwon le pregunta que si el rey sería capaz de hacer una elección justa, una vez Hwon a solucionado lo del escándalo.
Una vez en sus aposentos, Hwon le ordena a Hyung-sun que contacte al delegado estudiantil de Sungkyunkwan. Pero le advierte que es alto secreto, y que nadie debe enterarse de lo que están haciendo.
Finalmente, Yang-myung  es recibido por su padre, y le pregunta si éste sera fiel a su promesa y dejará que él y Yeon-woo se casen. El rey le responden que jamás le prometió eso, lo único que le prometió es que se lo tendría en consideración. Yang-myung le pregunta si es debido a la petición de Hwon.Si para el rey Hwon es más importante que él, porque Hwon es el príncipe heredero. Su padre le responde que es una cuestión de destinos, si ella es la elegida se convertirá en reina. Yang-myung le pide que de no ser elegida, permita que Yeon-woo se convierta en su mujer. Pero su padre le recuerda que la ley dice que incluso las que no son elegidas son mujeres del rey.  Yang-myun l e pregunta si es que acaso lo quiere ver torturado al ver a la mujer que ama sufriendo en soledad. La  ira del rey se despierta ¿Qué estas diciendo? Pero Yang-myung le dice, que es de todos conocido que de antemano se ha decidido la futura reina, por lo que el destino de Yeon-woo será el de concubina. El rey le demanda que se calle, a menos que desee ser castigado por traición.
Lleno de rabia y con lágrimas en los ojos, Yang-myung abandona el despacho, y frente a él ve a dos niños jugando. Se trata Hwon y de Yang-myung cuando era pequeños. Con lagrimas en los ojos le pide al pequeño Hwon que no sonría.
Yang-myung:Todo aquello que he querido,y tu lo obtienes con facilidad. Por favor no sonrias, porque solo así puedo odiarte sin dificultad (justo entonces el pequeño Hwon se cae frente a él, y Yang-myung corre a su rescate) Si eso no es posible, al menos calma esta tempestad que azota mi corazón.
Este muchacho me parte el alma, es tan doloroso ver la agonía de  un joven al que le han negado todo a pesar de haber nacido rodeado de tanto.
Pero vemos que el rey también esta atormentado con lo sucedido, y decide ir a los aposentos de la princesa para que sus risas le alegren un poco. Lo dicho, no envidio a este hombre.
Claro que por su parte  Minhwa esta en ese preciso momento esperando pacientemente a que Yeom salga del pabellón donde esta estudiando. Preocupado por lo sucedido durante su clase con Hwon, Yeom pasa por delante de Minhwa, sin ni siquiera reparar en ella. Lo que ella salta ante el con los brazos abiertos para cortarle el paso.
Tras disculparse por su despiste, Yeom  inclina su cabeza en respeto. Minhwa le de la pulsera que hiciera para el día anterior, y cuando Yeom le pregunta el por qué se la regala a él, ella simplemente alega que es por que Yeom es el hermano de Yeon-woo.  Ni corta ni perezosa, Minhwa dirige la conversación al tema que de verdad le interesa y le pregunta a Yeom que si esta casado. cuando este le responde que no, ella literalmente salta de alegría. Seguidamente le pregunta que si esta comprometido, cuando la respuesta es No, ella aun salta mas, y agarrándole de la mano le confiesa que ha estado estudiando. A diferencia de lo que dijera su hermano el otro día no es tan bruta, es más, incluso descifró a la primera el acertijo que le diera a Hwon. He incluso describe con su cuerpo el acertijo. Por un momento Yeom se siente tentado a mirarla, pero se de tiene a tiempo. Pues no esta permitido mirar directamente a los miembros de la familia real. Pero Minhwa le insiste en que la mire. Yeom la observa fascinado por na inocencia de la niña que tiene delante. Aunque al verlo sonreir, Minhwa se olvida de lo que estaba diciendo y simplemente dice “Que hermoso”, y se marcha corriendo. Dejando a Yeom confundido mirando a la pulsera, y posiblemente preguntándose qué tiene el agua de palacio que todos los príncipes y princesa están enamorados de él.
Tan pronto como Minhwa regresa a sus aposentos, su padre entra por la puerta del patio, por lo que Minhwa se dispone a correr a sus brazos y recibirlo con la calidez y alegría que él espera. Pero Minhwa se detiene a mitad de camino, mientras de la forma más formal posible le dice que ya no es una niña, y que tiene algo que decirle. Así que formalmente lo invita a conversar en el interior. Es comiquísimo el verla hablar como una adulta, usando formalidades, mientras su padre esta fascinado con su pequeña jugando a ser adulta, totalmente ajeno a la que se le viene encima.
Horrorizado, el rey escucha la petición de su hija, quien esta convencida de que de igual manera que el rey esta accediendo a los deseos de su hermano, también accederá a los suyos. Pero sus aspiraciones quedan truncadas cuando su padre le dice que eso es imposible. Un cerebro tan valioso como el de Yeom no puede ser mal gastado como príncipe consorte. El rey le dice que  ella se puede casar con cualquiera menos Yeom, quien esta destinado a ser un valioso consejero para Yeom, y de convertirse en príncipe consorte, no podría ocupar ningún puesto oficial, ni como catedrático, ni como político.  Minhwa llora desesperada mientras su padre le dice que de ninguna manera le pueden cortar las alas a Yeom.  Y así el rey ve destrozado como  hoy ha roto los corazones de sus tres vástagos.
Esa noche, Yeom pasea por los jardines de su casa, cuando se encuentra con Seol practicando con su espada. Tan pronto como lo ve, Seol esconde la espada tras ella y baja la vista, pero Yeom la felicita por su destreza. Lo cierto es que YEom ha ido a buscarla con algo en mente. Yeom le pide que lo mire de frente, cosa inapropiada para un esclava como ella. Yeom le dice que de haber una muchacha que se le parezca, quién puede ser esta. Seol confirma sus sospechas al declarar que seria Yeon-woo.
Yem esta intrigado por el cómo y cuándo se pudieron conocer Hwon y su hermana.
Pero su curiosidad no tarda en ser satisfecha, pues su hermana le revela que conoció al príncipe durante la ceremonia que hicieran en honor de su hermano, por casualidad. Pero lo que Yeom quiere saber, es si su hermana siente lo mismo que Hwon. Yeon-woo no responde. Yeom sabiendo que la princesa consorte ya ha sido seleccionada le dice que finja una enfermedad para librarse de ser seleccionada. Le dice que ante todo debe protegerse ella, y asegurarse de que esta a salvo. Le explica de los riesgos de que se sepa la relación que hay entre Hwon y ella. La vida de Yeon-woo puede estar en peligro. Pero Yeon-woole dice que no le es posible retirarse en estos momentos y debe “jugar la partida” hasta el final. Yeon-woo confiesa que no le importa el resultado final, ella no puede mentir a Hwon. Yeom parece decepcionado con la decisión de su hermana.
Minetras en palacio, el delegado de los letrados de Sungkyunkwan es llevado en secreto ante la presencia de Hwon. El príncipe, como miembro honorífico de Sungkyunkwan le dice que es un honor conocerlo. Aunque reconoce que esta muy decepcionado con el hecho de que una institución tan importante para la nación como Sungkyunkwan, este observando impasible como se utiliza la elección de la princesa consorte como una escusa para perpetuar el linaje y poder de una familia.
En la mañana, la reina madre se reúne con Dae-kyung quien esta preocupado por el hecho de que es Yeon-woo y no su hija quien ocupa el corazón del príncipe. La reina madre le dice que no hay de que preocuparse. Pero Dae-kyung le hace notar que incluso de no ser elegida como esposa, Yeon-woo puede terminar como concubina, en cuyo caso podría dar a luz a un heredero antes que su hija. Por lo que no tarda en convencer a la reina madre de que es preciso comenzar un plan alternativo para deshacerse de Yeon-woo.
Al mismo tiempo en Sungkyunkwan su delegado les comunica que es hora de hacer algo contra la excesiva corrupción de oficiales, y el excesivo poder ejercido por la reina madre.
Así que todos marchan a palacio portando peticiones para que esta situación termine. El rey recibe las peticiones, y recuerda la discusión que tuviera con Hwon sobre como  se deben hacer las cosas. Que es verdaderamente política y como Hwon se lo iba a demostrar. La verdad es que su padre esta impresionado al ver que Hwon a movilizado a los catedráticos de Sangkyunkwan para influenciar la opinión publica.
Los catedráticos de Sungkyunkwan permanecen arrodillados frente a las murallas de palacio manifestándose, para que el rey cambie el estatus quo, y la ley que exige que un familiar se combierta en la esposa del príncipe heredero. Los transeúntes parecen estar de acuerdo con ellos.
Tras cinco días de Hohok Gwondang (demostración en la que los manifestantes lloran amargamente), el rey necesita dar una respuesta a los manifestantes de Sungkyunkwan.  Varios ministr5os le dicen que no tiene por que preocuparse, pues elegir a la esposa siempre ha sido responsabilidad de la reina madre, y que los catedráticos deben ser castigados por su imprudencia. Sin embargo, el consejero Heo interrumpe diciendo que es precisamente la labor de Sungkyunkwan la de dar consejo y evaluar las políticas del país. Por lo que se les debe dejar expresar libremente su opinión. Si no en un futuro no podrán disfrutar de sus necesaria sabiduría.
El rey corta la discusión dando  una respuesta oficial a los catedráticos de Sungkyunkwan. Esta vez el rey personalmente seleccionara a la futura esposa del príncipe, y para que sea una lección justa su madre no tendrá ningún poder sobre la misma.
Como es de esperar,la reina madre no tarda en visitar a su hijo. El rey deja bien clara su posición.   La reina intenta justificar su decisión  para reina, y dice que ella dedico mucho tiempo a encontrar a la persona adecuada, y que no es por favorecer a su familia.  Pero su hijo le dice que el esta escuchando al pueblo que es su función como monarca. La reina lo acusa de ser un mal jiho después de todo lo que ella ha hecho por él. El rey le responde que como monarca su lealtad no puede recaer en su padres si no en su pueblo.
Su madre le dice que si acaso no sabe quién se preocupo de proteger el trono en su nombre. Ella y su clan fueron los que lo protegieron del peligro. El rey le dice que lo sabe muy bien. Como se va a olvidar de que para proteger la fortuna y el poder del clan mataron a su hermano Uisung quien era inocente. Los ojos de la reina se llena de ira y terror al mismo tiempo, mientras le dice que si lo sabe con más razón debe ayudarla. Pues ella le ha hecho el trabajo sucio. El rey le responde que la única razón por la que sigue viva, después de que el descubriera el crimen que había cometido, es por que es su madre. Le pide que deje que su codicia termine aquí y permita que la elección de la esposa del príncipe se decida limpiamente. Furiosa, la reina madre regresa a sus aposentos decidida a no ceder ni un ápice en sus planes.
En la residencia de los Heo, la Sra. Shin le esta instruyendo a su hija en como comportarse en palacio. Pero en lugar de decirle como actuar de acuerdo a la etiqueta, la madre le esta diciendo que actúa de lo más vulgar y grosera. Además le recomienda que presuma de todo lo que ha leído y aprendido. Yeon-woo se da cuenta de las intenciones de su madre, y le dice que no se preocupe. Que sin importar cual sea el resultado, su único deseo es ser una hija de la que su padre se sienta orgulloso.  Y que todo saldrá bien. Su madre la abraza con fuerza, aunque una sombra de preocupación cruza el rostro de Yeon-woo.  Esta familia es tan adorable, que se me parte el corazón de pensar en la que se les avecina.
El día de la ha llegado, y decenas de muchachas entran a palacio dando comienzo a la selección. En la noche, de vuelta en su casa, Yeon-woo recuerda como Hwon le dijo que esta seguro de que ella puede convertirse en su esposa. Sus pensamientos son interrumpidos por Yang-myung que llega  para despedirse de ella pues se marcha de viaje una vez más. Pero le dice que antes de irse quería ver el rostro de Yeon-woo.  Se aproxima a ella, y Yeon-woo retocede. Tras unos segundos sonríe y le dice “vaya cara más fea”, y que ahora que la ha visto se puede ir.
Yeon-woo le pregunta si piensa regresar. Se preocupa por que Yang-myung desaparece largas temporadas, sin dejar que nadie lo encuentre. Por lo que aquellos que lo quieren se preocupan por él, así que le ruega se mantenga en contacto.
Es entonces cuando Yang-myung le pregunta si quiere huir con él, a fin de cuentas la decisión ya esta tomada de antemano, por lo que el destino de Yeon-woo sere el de ser una concubina, o el de vivir para siempre en soledad. Él podría renunciar a su título de príncipe, y junto a ella huir a un lugar lejano.
¡¡Este es un príncipe al rescate de su princesa!!
Ella le dice que se deje de tonterías, y Yang-myung sonriendo amargamente le dice que tiene razón, son tonterías. Luego le pregunta que si no se arrepiente de la decisión que esta tomando, ¿ni siquiera un ápice?  Yeon-woo sin dejar lugar a la duda le responde que no. Yang-myung le dice que entonces se asegure de ganar a la hija del ministro Yoo de un solo golpe. ¿entendido? y le da capirotazo en la frente antes de irse.
Al saltar la tapia se encuentra con Woon, que lo estaba esperando. Woon le informa de que Yeon-woo ha pasado a la última ronda de selección, lo que hace que este entre las tres finalistas. Woon le reclama que Yang-myung no intercediera ante el rey para evitar esta situación.  Yang-myung le responde con una historia sobre Confucio:
Había una vez un hombre que buscó a Confucio por que quería recibir un cumplido. Su padre le había pegado y él no se quejó, ¿a que era un buen hijo?  En su lugar, le grito. ¿Qué hubiera pasado si su padre te golpea hasta la muerte? Eso te haría haria un mal hijo. En el futuro, si su padre te pega sin razón, lo que debes hacer es huir.
Woon detiene y le pregunta Yang-myung si está huyendo. Yang-myung es un árbol que sólo quiere estar quieto, sin embargo, los vientos se niegan a dejar de soplar. ¿Qué otra opción tiene él, sino para huir? Y mirando a la luna se pregunta si lo seguirá ni importa a donde vaya.
Da comienzo la última prueba, el día de hoy es el rey en persona el que dirigirá el examen, con una serie de preguntas. La pregunta que les hace es: Como rey del pueblo de Joseon ¿cual crees que es valor de mi vida en dinero?
La primera muchacha nerviosa dice que cien mil nyang, luego se corrige y dice que diez millones de nyang, y final mente se disculpa pues la verdad es que desconoce el valor del dinero y no sabe cuanto es considerado mucho dinero.
Cuando llega el turno de Bo-kyung, ella dice que el valor del rey no puede medirse en dinero. El que es tan valioso como el cielo infinito y el inmenso mar, sólo cuando uno pueda medir esas cosas podrá medir el valor de su majestad.
La reina madre esta satisd¡fecha con la respuesta de su preferida.
Finalmente llega el trueno de Yeon-woo, y declara que como le ha preguntado, ella ha de responder el valor del rey es 1 yang (el valor mas bajo posible). Los oficiales en la sala reaccionan alarmados, y la reina madre sonríe satisfecha.
Mientras esto sucede Hwon esta matando el tiempo practicando tiro al arco. Con la cabeza en la elección de su futura esposa, a Hwon hoy le falla la puntería. Es entonces que Hyung-sun llega corriendo, y Hwon no tarda en preguntarle quién es la ganadora.
En una de las salas de palacio, la elegida saluda formalmente a la reina madre , al rey Sungjoy a la reina Han. El rey sonríe al recordar la respuesta completa de Yeon-woo. Para aquello que son pobres, no hay nada tan preciado como un nyang. Aquellos que tienen diez mil nyang se pueden considerar ricos, y no creen que un yang es algo preciado. Para aquellos que no tienen nada el rey es algo tan preciado cono un yang. Y le ruega al rey que ponga en marcha leyes que sean favorables para los más desvalidos.
Tanto la reina Han como su marido el rey sonríen complacidos por haber encontrado una nuera como Yeon-woo. El rey particularmente esta contento, pues ahora no sólo tiene el apoyo de su padre,y de Yeom,  sino también podrá disfrutar de la sabiduría de Yeon-woo. El rey invita a la reina madre a que diga algo a la muchacha. La reina madre, sólo le dice que cuide del príncipe heredero.
Princesa Minhwa postrada en la cama y en huna huelga de hambre. La reina Han la va a visitar y es cuando descubre que Minhwa está exigiendo que le dejen casarse Yeom o de lo contrario morirá. Como es de esperar, la reina Han no cede a sus demandas, por lo que Minhwa comienza otra de sus pataletas llorando desesperada que odia sus padres y  hermano mayor. Desesperada, y sin nadie más a quien recurrir, Minhwa va a pedir ayuda a su abuela la reina madre. Para que ésta convenza al rey para que le permita casarse con Yeom.
La reina madre no puede creer que la princesa esta llorando desesperada y rogándole mientras la reina Han se disculpa. Finalmente logran llevarse arrastras a Minhwa, pero la reina Han se queda para disculparse. Es entonces cuando a la reina madre se le ocurre una idea.
En la noche Nok-young  observa una tormenta acechando el cielo sobre palacio, cuando recibe  aviso de que la reina madre desea verla de inmediato.
Yeon-woo llega a la que sera su morada hasta el día de la boda, el Pabeloo de la luna secreta, uno delos más hermosos en palacio y elegido especialmente por Hwon para que Yeon-woo.  Yeon-woo admira la belleza de sus aposentos, pero la doncella le recuerda que no debe usar lenguaje formal cuando se dirija a ellas, pue son las sirvientas.  La doncella le  recomienda que se acueste temprano, pues mañana comenzara su entrenamiento como princesa. Sus doncellas se retiran, dejandole un pañuelo, mientras le dice que lo necesitará.
Por fin a solas tras un largo día  lleno de emociones, Yeon-woo echa de menos a su madre y comienza a llorar. Su vista recae sobre el pañuelo, y se da cuenta de que es por eso que la doncella le dijo que lo necesitaría. Pero en pañuelo no esta allí para enjugar sus lagrimas. En verdad es una carta de Hwon, quien le dice que si se siente triste y extraña su familia, que abra la ventana.
Al abrir la ventana Yeon-woo encuentra a Hwon esperando por ella. Pero Yeon-woo preocupada por que están rompiendo las reglas d epalacio cierra la ventana y le pide que se marche. Intrigada por que las suplicas de Hwon han cesado muy pronto Yeon-woo abre de nuevo su ventana. Al no verlo sale corriendo en su busca.
Cuando sale, se encuentra en el jardín esperando por ella, no sólo al príncipe, si no a un séquito de sirvientes dispuestos a deleitarlos con una mágica velada de guiñol. Hwon le dice que no hay de que preocuparse, pues el rey en persona ha dado permiso. Hyung-sun se asoma  dentro del teatro con un par de marionetas que representan Hwon y Yeon-woo. Y la verdad es que cada vez que lo veo me enamoro de ese personaje y de su amor y dedicación a Hwon.
están tan encantadores y felices, ajenos a todos los problemas que están por venir que….
Por su parte la reina madre le ordena a Nok-young que mate a Yeon-woo. importa poco el método que use, con tal de que la elimine, para que la candidata que ella quiere ocupe el trono. Nak-young le dice que su deber es velar por la familia real, y Yeon-woo forma ahora parte de la familia real. Pero la reina la amenaza con eliminar la oficina real de astrología si ella no accede a su petición. Además añade, que ella fue la que dijo que Bo-kyoung era la candidata elegida por las estrellas, así que debe hacerse responsable de sus palabras.
Nok-young regresa a la oficina astrologica real tambaleándose, y diciéndole a Ahri que al final ha resultado ser ella la que ha de matar a esa niña a la que debía proteger.
Nok-youngh se haya en la diatriba de tener que elegir entre salvar a Yeon-woo, o la oficina  astrológica real. En trance aparece de nuevo frente a la tumba junto al acantilado, donde de la rama de un arbusto cuelga la cinta de pelo de una chaman. En ella se pueden leer los símbolos chinos de dos, persona, y trabajo. De repente esos símbolos se esfuman y aparece el símbolo de trabajo.
Mientras la joven pareja esta disfrutando de la amena función de guiñol, podemos escuchar la voz de Nok-young diciendo que si esa niña se acerca mucho al sol causara la destrucción de toda su familia, pero al mismo tiempo el destino de esa niñas es el de salvar sólo mal muchacho que esta junto al sol. ¿De verdad que he de matarla?
FIN
¿Por donde enpezar hoy?  Como dije en el principio, este no ha sido un capítulo facil para el rey. Pero hacia el final recibiendo a Yeon-woo en la familia se siente mejor. La verdad es que si hay una cosa clara es el machismo de la época, pues el rey no quiere permitir el truncar el futuro de Yeom como hombre. Pero no le importaba el que Yeon-woo, una joven de buena familia, inteligente, y de grandes talentos fuera a pasar el resto de su vida viviendo aislada del mundo y soltera, o como concubina.
Pero de eso hay que culpar a las rígidas leyes de Joseon, diseñadas para proteger al rey cualquier tipo de rebelión. Las dos últimas candidatas, que en teoría estan elegidas entre lo mejor del país deben dedicar su vida igualmente al rey. Me imagino que eso lo hacen con la idea de si la primera esposa es incapaz de crear un heredero, traer a una de las otras como concubina. Segundo para que los cónyuges de las princesas no amasen gran poder e influencia sobre el rey, se les prohíbe ocupar un cargo público. Y por último, y de igual manera, aquellos príncipes de menor edad o hijos de una concubina, seles prohíbe vivir en palacio, y entrar en posesión de cargo publico alguno.
La verdad es que ninguno lo tiene fácil.
En cualquier caso, este capítulo nos ha brindado algunas risas, sobretodo gracias al adorable y lean Hyung-sun, y a Minhwa y su invencible pasión por Yeom. El pobre Yeom, por su parte, creo que esta más perdido en el amor  que una hormiga en un libro de mil páginas.
Como dije al final del capítulo pasado, hasta qué punto es posible que las cosas estén pasando de este modo por que Nok-young en su intento por proteger a Yeon-woo le dijo a la reina madre que B-kyoung era una candidata adecuada.  Y ¿hubieran sido diferentes de no creer Nok-young en la profecía?
En cualquier caso, se nos están acabando los momentos felices, al menos por el momento, por que me imagino que en el horizonte habrá más momentos hermosos, entrañables, y felices. Pero voy a extrañar la inocencia de estos personajes.

4 comentarios

Archivado bajo De todo un Poco

4 Respuestas a “La Luna que abraza al Sol: Capítulo 4

  1. clar

    Muchas gracias … ^_^

  2. c.k.

    este capitulo fue muy emocionante para todos y es una lastima que el hermano del principe heredero tenga que renunciar a todo por ser hijo de una concubina…………los dos chicos son muy tiernos y decididos a pesar de su edad, pero la bruja del cuento no dara su brazo a torcer aun cuando se trate de su propia familia……….solo espero que puedan arreglar mi compu lo mas rapido posible………..muchas gracias por tu arduo trabajo………..fighting………

  3. celestecristal

    Vi solo un capitulo y me encanto. la historia y la dulzura de los niños me gusto mucho, aunque sé que despues derramare muchas lágrimas, a me-
    dida que la maldad aumente.Siempre termino llorando en estos doramas de épocas. Gracias por este hermoso trabajo.

  4. carmen

    Como siempre gracias por tu trabajo espero con ansias el proximo resumen.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s